Medicación y aumento de peso… ¿causa o consecuencia?

Hoy vamos a desvelar cierta información que nos preocupa a la mayor parte de la población, hablaremos de los fármacos y la medicación que interfiere e influye en el aumento de peso, denominada como “obesidad IATROGÉNICA”. Gracias a este post podremos conocer cuales son estos medicamentos y de que manera contrarrestar sus efectos.

Hay ciertos factores que provocan y actúan directamente sobre el aumento de peso, y los fármacos además de ejercer frente a lo que se quiere combatir son los principales causantes esos cambios a nivel corporal. Vamos a verlos:

  • Hambre: ciertos medicamentos tienen efectos directamente relacionados con el cerebro, uno de los cuales es mantenerse siempre activo en cuanto a sensación de hambre.
  • Retención de líquidos: suele ocurrir con los fármacos de tipo hormonal.
  • Acumulación de grasa: algunos medicamentos afectan directamente a la absorción de grasas del organismo y a su metabolismo.
  • Cansancio: nos hacen sentir con menos ganas de movernos, más cansados y de esta manera la quema de calorías es mucho más inferior.

Vamos a describir los diferentes tipos de fármacos que pueden provocar estos cambios a nivel de ralentización del metabolismo, aumento de peso e inflamación:

Ansiolíticos y antidepresivos:

Suelen ser los más peligrosos en cuanto al aumento de peso ya que las estadísticas nos informan de que un gran número de la población los toma sin receta y sin control medico además de una ingesta totalmente incorrecta.

Actúan directamente sobre el sistema nervioso central (cerebro) y las neuronas consiguiendo variar y desequilibrar el estado anímico de la persona y las ganas de hacer cosas(moverse) con lo cual causa directa de la ralentización del metabolismo.

Se calcula que mas del 30% de los casos de las personas con sobrepeso se originan con la toma de este tipo de sustancias, de entre las cuales el litio que se suele utilizar para tratamientos de depresión es uno de los componentes que más hace ganar peso.

La consecuencia en este caso es un metabolismo mas lento que envía las reservas de energía directamente a las células grasas, además de estreñir y actuar de manera mas lenta ante el aparato digestivo.

En caso de que esto ocurra debemos acudir rápidamente al médico para que este modifique el tratamiento y las dosis con otros fármacos de la misma familia.

Además, a veces también es bueno acudir a un psicólogo que nos ayude a enfrentar y gestionar según qué temas, que por sí solos no sabemos cómo abordar.

Fármacos para la alergia:

 

Los antihistamínicos son fármacos que se suelen recetar para la mayoría de las alergias relacionadas con la conjuntivitis, rinitis, dermatitis o urticaria etc.…Estos actúan directamente sobra la histamina, bloqueando los receptores de esta para que sus defensas no se activen de manera excesiva ante los ácaros, polen, pelo animal …)

De esta manera suelen provocar somnolencia de día y alteraciones de sueño de noche que afectan directamente al aumento de peso. Tenemos menos ganas de movernos, estamos mas cansados y con malestar. Aumentan también la retención de líquidos, por lo que nos sentiremos más hinchados.

Si esto ocurre acudir rápidamente al médico para que nos varíen la medicación o opten por otra alternativa homeopática y mas natural que también obtiene buenos resultados. Importante estar cubiertos también a nivel de vitaminas para mantener nuestro sistema inmune fuerte.

Esperamos que os haya servido de ayuda este pequeño artículo, y siempre ante cualquier duda acudir a vuestro medico para comentar y evaluar los cambios que os hayan afectado al peso a raíz del tratamiento farmacológico que hayáis tomado.